La Gendarmería se sube al Bondi y al Tren

La entrega será obligatoria o la persona quedará detenida. Además, el solo hecho de tener antecedentes penales, será suficiente para quedar retenido por “precaución”.

La ministra de Seguridad autorizó a la fuerza a solicitar DNI en medios de transporte público, con el fin de detener “sospechosos”. Aseguró “no solo los de gorra serán frenados, también los de corbata y patineta”.

El Ministerio de Seguridad anunció la Resolución firmada por Patricia Bullrich que habilita a policías, gendarmes y prefectos a exigir el documento de identidad a cualquier persona que viaje en trenes y transporte público en general por cuyas características físicas pueda considerarse sospechosa de cometer o haber cometido un delito.

La medida fue publicada este jueves en el Boletín Oficial, a través de la resolución 845/2019. La misma, justifica el Gobierno, “tendrá por finalidad la prevención de delitos en el sistema de transporte público de trenes de pasajeros”. 

Allí, se ordena tanto a la Policía Federal como Gendarmería y Prefectura Naval a que “extremen los recaudos y facultades de control que le son propias en zonas de ingreso, egreso, tránsito y/o permanencia de personas que utilizan el transporte público en trenes de pasajeros, teniendo por objeto, a través de la verificación de identidad de las mismas, la constatación de la posible existencia y/o vigencia de medidas restrictivas de carácter judicial”.

La mentalidad represiva de este gobierno es bien conocida, pero confirma un par de cerezas: para quienes gobiernan nuestro país y para su electorado, los delincuentes viajan en tren y en colectivo.

Es decir, los grandes evasores fiscales, los fugadores de millones de dólares con la timba financiera, los corruptos de elegante despacho y auto con chófer, los gerentes que suben las tarifas y se apropian del salario de los laburantes, esos no son delincuentes a ser identificados por las fuerzas de seguridad.

¿O acaso alguno de estos grandes ladrones viajó alguna vez en colectivo? ¿Quién le pedirá documentos a un estancieros que explota a sus peones y no les paga ni su carga social? ¿Qué gendarme va a verduguear a un patrón que liquida su propia empresa y deja a cientos de laburantes en la calle?

El enemigo de la mentalidad racista del macrismo es el pibe con gorrita, el pobre, el morocho que viaja con la Sube en el bolsillo, el que sale a la trabajar cada mañana. Son esto: la élite racista y elitista de un país de enajenados, que todavía piensa que el delito viaja en transporte público, mientras hunden al país y se fugan millones.

Desde ahora, las fuerzas de seguridad podrán detener “sospechosos” que viajan en el transporte público.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.