160 mil empleos generan las plataformas digitales y la economía de plataformas

Juan Pablo Chiesa, abogado laboralista, especialista en Doctrinario Laboralista y analista Jurídico en medios de Comunicación, analiza la situación del mercado de las plataformas digitales.

Los trabajadores de plataformas digitales representan 1% de los ocupados registrados del país a escala nacional, así lo revela un nuevo estudio de CIPPEC, BID Lab y la OIT. Esa cifra engloba realidades muy diferentes de productos y servicios, que van desde la persona que transporta pasajeros en su vehículo hasta quienes reparten productos alimenticios pasando por aquellos que ponen en alquiler temporario una habitación en su departamento.

Luego de la conferencia dictada en la UCA sobre las “Economías de Plataformas y las Nuevas Modalidades Laborales”, enfaticé en la investigación de datos que proporcionen las ventajas que tienen las nuevas modalidades en materia de la nueva economía que destrona a la economía clásica por su masividad sin límites en el nuevo campo de acción de la oferta y la demanda laboral

Trabajar en una APP en nuestro país es un desafío laboral y social que, de a poco, derriba toda modalidad laboral o perjuicio social que hallamos conocido.

La necesidad de generar la evidencia y recomendación políticas públicas para aprovechar las oportunidades y mitigar los efectos no deseados de la economía de plataformas en el mercado laboral, es esencial para la renovación del trabajo en nuestro país.

Lo problemático es que, de las 12 plataformas digitales principales que se instalaron en Argentina, solo la mitad de sus dependientes aportó al sistema de la Seguridad Social. Si bien, el 90% está satisfecho con las plataformas digitales, 9 de cada 10 dependientes confesó un conformismo basado en la necesidad de tener un empleo ante la dificultad laboral que transita nuestro país.

Para quienes se desempeñan en este sector, el nivel de ingresos difiere según el servicio prestado y la plataforma. Incluso, dentro de una misma plataforma, hay fuertes diferencias, ya que el tiempo dedicado y la cantidad de trabajos aceptados varían. Sin embargo, los empleos de plataformas son la principal fuente de ingresos y es determinante para sostener sus gastos habituales. 

Algunas de estas plataformas también ejercen un alto nivel de control y organización sistémica frente a sus “colaboradores”. Esto deviene en una clara y evidente relación de dependencia a la luz de la Ley de Contrato de Trabajo que, la dinámica legislativa no alcance comprender o alcanzar con el avance de las nuevas tecnológicas

Las plataformas digitales están transformando las relaciones laborales: el contrato laboral y la relación de trabajo de los arts. 21 y 22 de la LCT, tradicionales, se reducen los términos y condiciones establecidos por las plataformas, su organización, dirección y supervisión en manos de la tecnología. Por su parte, la economía de plataformas es una especie de cajón de sastre, en donde existen muchos cortes diferentes, pero todos con una misma finalidad: La interacción entre personas masivas sin limites alguno

Las economías de plataformas engloban actividades sociales y laborales en donde sus principales ventajas son: reducir costos; desafiar las estructurales tradicionales del mercado; transformar las relaciones laborales, otorgar una volatilidad genérica y facilitar la interacción de grupos vulnerables.

Las soluciones regulatorias, en materia laboral, fiscal y de seguridad jurídica deben contemplar las particularidades de cada plataforma y la velocidad del cambio tecnológico y de los modelos de negocio.

Como especialista en la materia, necesitamos una renovación tecnológica que esté acompañada por nuevas leyes laborales que garanticen un piso de derechos laborales y protección social para todas las personas que trabajan.

Las APP son el Futuro del Trabajo

Las nuevas tecnologías no destruyen puestos de trabajo. Si bien todo cambio de paradigma supone un costo cuantitativo y cualitativo, entendemos que el impacto de la tecnología en el mercado laboral siempre será para su progreso y bienestar.

No hay que pensar a la transformación digital como una amenaza sino en algo que ha llegado para complementar, para mejorar y hasta para crear nuevas necesidades y puestos de trabajo. La tecnología hace de las tareas algo más llevadero -especialmente aquellas que son más operativas- además, permite mayor eficiencia en términos de costos y tiempos. La tecnología acompaña el crecimiento e incluso, la expansión de las empresas y los negocios.

Conclusion.

Todo indica que estamos en un mundo con muchas nuevas oportunidades laborales, hay que identificarlas y prepararse para poder responder ante las nuevas demandas.

Por Juan Pablo Chiesa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s