Entrevista con Fernando Pochini: “Si la decisión es de Cristina, el elegido será Parrilli”

El histórico referente del PJ local habló con AgenciaNqn en la antesala de la definición electoral que mantiene expectante al peronismo neuquino.

Entre otras cosas, aseguró que Cristina ya tiene decidida la candidatura de Parrilli y que la llegada de Carlos “Chino” Zannini a Neuquén, representa la “extremaunción a Darío”.

Respecto a las municipales, criticó a la conducción del PJ, a quienes acusó de estar desorganizados y aseguró que “lamentablemente, la discusión está entre Cambiemos y el MPN”.

Por último, se tomó un tiempo para opinar sobre el espacio UNE y Mariano Mansilla, a quien acusó de haberse “cortado solo” y cerrar un frente con el MPN, a quienes “criticó toda la vida”. 

Desde el sector más cercano a Parrilli aseguran que la decisión de la senaduría reposa en la figura de Cristina. Incluso el propio Oscar sostiene que este no es momento de candidaturas. ¿A qué creés que se debe esto? ¿Pasa por la relación del ex Secretario de Gobierno o porque no desean competir en las PASO?

“La que conduce es Cristina y en esto no hay duda. Si bien el peronismo tiene una fuerte tradición democrática, estamos acostumbrados a seguir al líder y a las decisiones que esa figura decida. Esto sucede desde Perón hasta la fecha. Cristina ha dado muestras de estar siempre un paso adelante. Su candidatura a vice de Alberto es una muestra clara de eso.

Del lado del parrillismo, sostienen que Oscar es el acompañante de mayor confianza que tiene. Esto no es hacer parrillismo o antiparrillismo, es simplemente leer el escenario”.

¿Por qué esa persona no puede ser Darío? Principalmente siendo que él ha dado sumas demostraciones de lealtad y acompañamiento. Por otro lado, hay otras provincias en donde también se discuten las candidaturas a Senador, en donde entiendo la lógica de elegir en base a la confianza podría ser la misma. Entonces ¿por qué reducir esa idea en Oscar?

“La imagen de confianza que representa Oscar para Cristina está en Neuquén, no en Buenos Aires ni en Río Negro. Pasó lo mismo con la definición de la fórmula en Buenos Aires, en donde terminaron eligiendo a una dupla absolutamente leal a ella”.

En función de la imagen que tiene cada uno en la provincia, en donde la figura de Parrilli se ha desgastado mucho en los últimos años, principalmente tras las continuas derrotas del peronismos en las elecciones provinciales, mientras que la de Martínez es una en constante crecimiento ¿Cómo podría llegar a darse un posible escenario de internas, en caso de que así se dé?

“No le escapo a la pregunta, pero descarto absolutamente que haya internas. Tanto es así que, según mi lectura, la llegada de Zannini a la provincia representa un respaldo para Oscar y la extremaunción a Darío”.

Sin embargo, tanto Martínez como quienes lo respaldan, han dado reiteradas señales de no querer bajarse de la disputa, más aún cuando entienden que los votos lo acompañan.

“Si Cristina se decide por Oscar y Darío se mantiene en esa postura, entonces estaría chocando contra un tren cargado de piedras”.

¿Pero si se presenta y gana, esa legitimidad lograda en base a los votos, no contrarrestaría esa situación crítica que marcás?

“Yo no discuto la validez de los votos, pero en estas circunstancias, con todos los factores en pugna, no me da ni para pensar en la posibilidad de que Darío pueda instar a una interna. No obstante, entiendo que hay una negociación.

Darío estuvo presionando para ser él el candidato a gobernador hasta horas antes de que se defina la fórmula, por eso entiendo que pida internas y que se mantenga firme en no querer bajarse, al menos hasta que Cristina hable.

Es una forma de negociación, pero uno tiene que saber hasta dónde tirar de la cuerda. Darío tiene que pensar a futuro y no en el inmediato, no puede limitarse al logro cortoplacista y perder a largo plazo. Vos podés revelarte, pero eso te puede costar quedar solo en el desierto”.

¿Estás de acuerdo con que Oscar Parrilli presiona a la militancia y al espacio político que integran con la cuestión del miedo a caer preso, sosteniéndose en la necesidad de ser elegido para mantener los fueros?

“Sí, eso es totalmente real”.

¿No se evidencia una carencia de proyecto ahí? ¿No se trata, entonces, de una persecución personalista, dejando de lado los intereses del movimiento, limitándose al personalismo?

“Yo soy de una generación en donde éramos todos orgánicos y en donde, a los compañeros que estaban en problemas, se los protegía. Si en este momento, Oscar me dice que lo banque, porque le puede pasar tal o cual cosa, lo voy hacer. Porque además, al igual que sucede con Cristina y las persecuciones judiciales que sufre, la cuestión de los presos políticos, es real, no es un invento de Parrilli”.

Pero no hay una persecución manifiesta real sobre él, como si se da en el caso de otros compañeros.

“Él tiene 4 o 5 causas, no me acuerdo ahora puntualmente cuáles son, pero las tiene. Aun así, en el último tiempo se viene dando lo que denunciamos en varias oportunidades, que es el hecho de que las causas son armadas”.

Entonces, si considerás que la elección pesa sobre Cristina, si sostenés que lo va a elegir a él por sobre Martínez, ¿Por qué presionar a la militancia y a los actores del peronismo local, con la cuestión de los fueros?

“Bueno, eso lo decís vos, yo sólo te doy argumentos que encuentro para analizar el escenario. Lo que pasa es que hoy, con Cristina como posible futura Presidenta del Senado, lo que necesita es un ancho de basto que la secunde. Seguramente, en otro escenario, la discusión del candidato local, pasaría a un segundo plano o no tendría la relevancia que hoy tiene”.

¿Por qué no puede ser Darío ese hombre que necesita en el Senado?

“Entre fidelidad y fidelidad, le resulta más efectiva la compañía de Oscar, porque estuvo 12 años al lado. Nadie discute la lealtad de Darío”.

En Neuquén, como en el resto del país, todo voto suma. Sin embargo, al representar el 1,7% del padrón nacional, Neuquén no es un territorio que mueva el amperímetro electoral. En caso de que esta discusión se diera en otro lugar, en donde la injerencia demográfica fuera mayor ¿Considerás que, en base al respaldo social, popular y de militancia con el que cuenta Darío, su candidatura sería indiscutida?

“Si Darío fuera de Lomas de Zamora, en un lugar en donde te mete dos millones de votos, el candidato es él. Porque de otro modo, el descontento social de los espacios que mencionás, producirían un efecto absolutamente negativo”.

¿Qué lectura hacés de la contienda municipal y de la poca vocación que la dirigencia del Frente Neuquino mostró a la hora de cumplir los acuerdos firmados?

“Los pactos están para cumplirse. Sin embargo, la conducción del PJ local y provincial está a la deriva. No saben qué van hacer, si se presentan, si llevan solo lista de concejales, no están organizados y esto es algo que deberían haber planificado hace mucho tiempo”.

Pero ellos firmaron un acuerdo, el mismo que los llevó en un gran frente a las elecciones provinciales, el mismo que hablaba de Darío Martínez Senador y Marcelo Zúñiga intendente. De modo que la desorganización que marcás, debería ser responsabilidad, precisamente, de los que no cumplieron.

“El tema es que no saben y desde el PJ tampoco dan la indicativa de ir a una interna, ya sea del PJ o del PJ y las agrupaciones que acompañan. Esto evidencia una falta de organización y capacidad de conducción que es lamentable.

Respecto a lo que mencionás del documento y las cuestiones que no se cumplieron, mi opinión es que se debería haber forzado a los firmantes a cumplir, pero no se tomó ninguna decisión al respecto, no hicieron nada, no se tomaron recaudos ni determinaciones para prever que esto podía suceder, ni mucho menos para evitarlo”.

Respecto a Mansilla ¿Qué opinás de su postura de romper el Frente Unidad Ciudadana – Frente Neuquino para las municipales?

“Mansilla toma esta decisión pensando en sus intereses personales y la política no es eso. La política es conjunto, vamos todos juntos, más aun cuando firmé y asumí la responsabilidad de hacerlo mediante un pacto. Eso hay que cumplirlo. Él fragmentó su ideología en base a su conveniencia e intenciones.  

Hasta hace menos de un mes, venían remando todos juntos y ahora ellos rompieron. Además, con la cuestión de los alambrados, se encargaron de dejar en claro que iban en contra de un sector social y político al que ahora representan. No tiene sentido, más que explicarlo en base a una cuestión de interés personal.

A eso hay que sumarle que lo hacen con el adversario histórico. Son unos incoherentes. Esto es pan para hoy y hambre para mañana. Dilapidaron su caudal político. Pero bueno, esto es lo que te decía antes, si en el PJ se hubieran organizado, hoy Marcelo Zúñiga sería el candidato a intendente de una lista de varias colectoras, tal y como lo hace el MPN, pero nunca se organizaron”. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s