La respuesta blanda de Mansilla al Quiroguismo que lo deja en evidencia

Tras las críticas del actual intendente capitalino, el diputado del UNE emitió un comunicado que terminó siendo un gol en contra.

Quiroga no esperó y disparó contra UNE. Lo hizo tras confirmarse la alianza estratégica que Mariano Mansilla cerró para la próxima contienda electoral. “Pechi” los tildó de ser el “lado B del MPN, de los punteros, de los dirigentes sindicales que tocan los bombos y el lado A es el del patriciado y los funcionarios”.

En esa misma línea, quien también se sumó a la crítica, fue el propio Bermúdez. En este caso, el candidato de Somos Neuquén le recordó al concejal Francisco Baggio que “antes era parte de este espacio, lo que habla de la flaqueza de sus convicciones”.

“Nosotros mantenemos la lógica del equipo de trabajo, hace 16 años que estamos juntos, desde que se tomó la decisión de poner a un intendente y no un ministro o un delegado de Rioja y Roca”, agregó.

¿Qué respondió Masilla?

El actual diputado replicó en modo de pregunta “¿A quién representa políticamente Quiroga?”, y añadió: “Porque a través de los años representó a la Alianza de De la Rúa, luego en Concertación representó a Néstor Kirchner y ahora en Cambiemos representa a Mauricio Macri, algo que actualmente lo avergüenza por eso cambia el nombre”.

En algo acertó. A Quiroga, como a la mayoría de los macristas, no les conviene seguir cargando con la cruz del sello Cambiemos. Sin embargo, hay un dato no menor que se deja ver en la respuesta del referente de UNE.

Él mismo es quien se pregunta “¿a quién representa?” el actual intendente y la respuesta podría ser simple: a su electorado. Quiroga tiene, como todo partido, un núcleo duro que en su momento estuvo bien asentado, pero a lo largo del tiempo lo terminó perjudicando. Tanto es así que parte de los 10 puntos que logró Jorge Sobisch el pasado 10 de Marzo, eran votos que la elección pasada fueron de él.

Esto quiere decir que Mansilla acertó en el hecho de que la representatividad de Quiroga se ha ido perdiendo en el tiempo. Sin embargo, que alguien como él, con tantas elecciones perdidas en la espalda, diga algo así, suena contradictorio. Bien valdría la pregunta inversa ¿A quiénes representa UNE? Al fin y al cabo, Quiroga está por terminar su cuarto mandato y Mansilla, cuando pretendió competir por la intendencia, no superó una interna.

No obstante esto, Mansilla no se quedó ahí y lo corrió por izquierda. Acusó al actual intendente de haber formado alianzas con los espacios más variados de la política neuquina y nacional, algo que no está bien visto en ningún lado de nuestro extenso territorio.

Quien no logra conformar un partido de coalición verdadera, más temprano que tarde termina cayendo en el olvido, obligando a esas fuerzas a construir alianzas estratégicas que no sirven más allá que a los efectos electorales. Algo así le viene pasando al propio Mansilla, quien no debe olvidarse que formó parte de las alianzas que osó criticar.

En su momento fue a internas del lado de Farizano, estuvo con el peronismo más ortodoxo del parrillismo y también con el más cristinista, pero la frutilla del postre es la foto que siempre se le recordará, más aún cuando hable de identidad.   

¿Qué decía Mansilla del MPN, hace tan solo unos meses atrás?

El MPN siempre fue su gran contrincante y esa postura que supo vender como “crítica”, según el propio Mansilla, se la transmitió su abuelo Mateo: “Era radical y decía que no hacía política porque no compartía como manejaba a la provincia. Pero llegado momento fui en contra de ese mandato familiar y participé de la creación de Une (Unión de los Neuquinos), porque entendimos que los cambios de fondo sólo se pueden hacer desde el poder”.

“Mi objetivo desde siempre es derrotar al MPN porque para que nazca algo nuevo lo viejo tiene que morir”. Tanto que con compañeros del secundario llegaron a pensar en hacer una línea interna, pero ya en la universidad “vimos que ese camino, tal vez más corto, nos hubiera diluido en una estructura ya corrompida y elegimos otro”, agregó.

La lectura es simple, si no puedes contra ellos, úneteles. Pero le salió mal. Porque eso hizo en el 2015, cuando su socio, Ramón Rioseco, pasó a ser aliado del Macrismos y tanto él como Baggio entraron a sus respectivos recintos con Quiroga a la cabeza. ¿Cómo terminó? Según las propias declaraciones de los representantes de UNE, en una traición: “Confiamos en el lobo disfrazado de cordero”. La pregunta aquí es quién era el verdadero “lobo” y quién el “cordero”.

Su socio inseparable: las idas y vueltas de Rioseco Mansilla, su socio en la capital neuquina.

Rioseco fue concejal del Frente Grande, luego, en 1997 fue electo concejal por la alianza UCR – Frepaso, que anticiparía el frente con el que Fernando De la Rúa ganaría la presidencia en 1999.

Años más tarde, en el 2003, sería candidato a vicegobernador de Aldo Duzdevich, en la alianza Unión por Neuquén.

En el año 2007 llega a la intendencia de Cutral Co en un armado diseñado por el kirchnerismo que, en ese momento, incluyó al actual intendente macrista de Neuquén, Pechi Quiroga, como candidato a gobernador de la provincia.

En 2015, Rioseco amagó con aliarse a Massa, pero terminó presentándose como candidato a gobernador por el Frente para la Victoria. Luego, ese mismo año, fue candidato a diputado del Parlasur, también por el FpV. Lo insólito fue que, aún con su candidatura en pie, lanzó una alianza con Pechi Quiroga, apoyando su candidatura PRO a Intendente de la Capital, y armando “colectoras espejo”, en Neuquén y Cutral Co.

En ese momento, Rioseco se defendía de las críticas planteando “a veces a la gente le cuesta mucho que yo sea amigo de Pechi y amigo de Parrili, pero yo puedo ser amigo de todos, tengo esa suerte”. Por ese entonces, los “amigos” soñaban con un acuerdo para el 2019, seguramente frustrado tras la caída en picada del macrismo en las encuestas.

Sumado a esto, Mansilla también dijo que a Quiroga le avergüenza representar a Macri en Neuquén, algo en lo que nuevamente acertó. No obstante, la incógnita que surge pasa por saber si cuando él estuvo en la vereda del macrismo, creía que Mauricio era otra cosa.

¿Acaso cuando Rioseco se presentó en el mismo armado que Macri y Quiroga, desconocían lo que la gestión podía hacer?, ¿No tuvo en cuenta la impronta del ajuste que caracterizó la historia de vida de la familia Macri?, ¿Acaso puede alguien decir, sinceramente, que el macrismo lo tomó por sorpresa?, ¿No era esto lo que venían a hacer? ¿En qué cambió Macri desde la alianza de Mansilla con Quiroga? Para el electorado macrista, sin duda, algo tiene. Aunque concentra su núcleo duro en el antiperonismo, la intención de voto de Mauricio (cada vez menor), la mantiene.

Caso similar a lo que sucede con Quiroga, quien ha fracasado a nivel provincial, asentándose en el municipio. Territorio que viene disputando con espacios como UNE, al menos, cuando no están de su lado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s