Con fuertes críticas de la oposición por los problemas en la obra pública, Quiroga lanza un paseo costero “a lo Sidney”

Esas mismas fueron las palabras del intendente al describir lo que se viene en materia de gasto público. Parece una verdadera tomada de pelo teniendo en cuenta los pobres resultados derivados en la obra del Metrobús y en la rotonda de Ruta 7.

Hace una semana, la concejala y arquitecta, María Eugenia Ferrareso, del MPN, hizo lo propio desde un conocimiento técnico.

“La prioridad para Quiroga es embellecer las zonas donde la gente se recrea. Podrían ocuparse de los servicios”. María Eugenia Ferraresso, vicepresidenta segunda del Deliberante.

Lee las explicaciones de Ferrareso acá: 8 meses de caos y “caminos alternativos” que no llevan a ningún lado: el problema de entrar y salir de Neuquén.

Esta semana fue furor la conferencia de prensa de Marcelo Zúniga, en la cual evidenciaba las groseras falencias en la planificación de las obras de los nodos viales sobre Ruta 7.

Enterate de lo dicho en la conferencia acá: Marcelo Zúñiga presentó las fallas de planificación en las obras de la rotonda en Ruta 7.

En ambos casos hubo coincidencias: hay direcciones que no llevan a ningún lado, los peatones no fueron contemplados en la obra y las complicaciones no justifican lo que vendrá. Aun así, a pesar de ser advertido en todas sus malas decisiones, Horacio Quiroga sigue apostando a las mega obras injustificadas.

Hace una semana, el intendente capitalino manifestó que “no quiere aburrirse ni un solo día de acá a diciembre” y por lo que anunció este proyecto en el que desembolsará una importante cantidad de dinero. La obra será para remodelar 800 metros de costa recreativa con sendas, equipamiento, mobiliario e iluminación.

Colocará unos decks en la orilla del río Limay, entre Linares y hacia el este. El intendente quiere cerrar su cuarta gestión al frente del municipio con esta obra como broche de oro.

Los lineamientos del proyecto apuntan un despliegue millonario que superará al del Acceso Norte: los números gruesos dieron una inversión de más de 300 millones de pesos (el acceso fue adjudicado en 316) e involucrará un sistema de “decks” sobre el río. “Como en Sidney, Australia”, dijo sin vueltas el jefe comunal.

Pero ¿Por qué gasta tanto el intendente? ¿Por qué utilizó estos dos últimos años de gestión para largar toda la obra pública que no hizo en los anteriores? El apresuramiento, la falta de previsibilidad y los negocios con los privados, sólo se explican en las elecciones y la desesperación de no perder un distrito clave para futuras aspiraciones.

En diciembre llegará a su fin el mandato y no podrá renovarlo, pero eso no le impide allanarle el camino a quien pretenda ser su sucesor.

Playas y Bahía de Sidney, lugar a partir del cual, supuestamente, Quiroga proyectará su nueva obra.

En este caso, se trata de un paseo costero “como en Sidney”, que costará la módica suma de $300 millones. Constará de la colocación de unos decks en la orilla del río Limay, 800 metros de costa recreativa con sendas, equipamiento, mobiliario e iluminación.

“Tomamos buenas experiencias de urbanización que permiten disfrutar de manera más directa el río, sin peligros. La referencia es la bahía de Sidney y se respetará la playita”, apuntó Quiroga, al tiempo que remarcó que “no quiero aburrirme ni un sólo día de acá a diciembre”.

En la misma sintonía, el jefe comunal señaló que “tenemos experiencia porque somos sobrios, austeros y ahorrativos”, dijo a pesar de los miles de millones que lleva malgastados en el carril exclusivo para colectivos (mal llamado Metrobús), las obras de ruta 7, la Avenida de los Ríos y ahora esto. Además, remarcó que la última presentación de los números de la comuna en 2018 dejó un superávit de más de 730 millones de pesos para destinar a nuevas obras en 2019.

Desde el FIT, el concejal Manuel Sánchez evaluó que “el intendente tiene trastocadas sus prioridades: el paseo mejora, pero los barrios del oeste no tienen gas cuando está viniendo el invierno”. Indicó que con el Paseo Costero con decks sobre el río (como en Sidney) “será hermoso, pero abajo corre un Riachuelo. Debería ocuparse de la calidad del agua, del arroyo Durán, ver por el vertido cero”, comparó.

Para la concejal de Libres del Sur, Cecilia Maletti, “las grandes obras que plantea el intendente, deberían ir acompañadas con planificación: mientras se ejecutan la ciudad es un caos”, sentenció.

Por su parte, para el concejal Francisco Baggio, integrante del Frente Neuquino, el anuncio de un nuevo tramo del Paseo de la Costa se trata claramente de que “el intendente se lanzó de lleno a la campaña electoral que se viene: está utilizando su potencial en planificar obra pública en los lugares relacionados con su electorado”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s