Carlos Ciapponi sobre el panorama energético local: “Soy un convencido de que el sistema de cooperativas es una buena respuesta”

En diálogo con el presidente de la Cooperativa CALF, analizamos la actualidad del sector energético local, la situación de la cooperativa y el modelo que busca imponerse en el mercado de las prestadoras de servicio.

Entre otras cuestiones, nos contó cuál es la situación interna que atraviesa CALF frente al incremento que dispuso el gobierno nacional sobre el precio de la energía eléctrica y la decisión del Consejo de Administración de no trasladarlo a los usuarios.

CALF es una de las pocas Cooperativas de distribución de energía del país que tiene un equilibrio económico financiero que le permite cumplir con sus obligaciones en tiempo y forma, pero no siempre estuvo en la misma situación, no siempre pudo brindar el servicio de distribución de la energía con calidad y eficiencia.

Respecto de lo que viene y las obras que se están realizando, Ciapponi aseguró que “este año se debería triplicar la capacidad de abastecimiento, con el objetivo de estar cubierto para los próximos diez años”. Algo sumamente alentador en cuanto a la posibilidad de eliminar el factor de cortes de suministro en los períodos del año, en donde la demanda excede la capacidad instalada.  

Además, Panorama Renovable ¿Qué perspectivas de crecimiento tienen en la provincia? “Las renovables en Neuquén son como un casamiento en el que solo están mirando el ramo de flores, pero la novia viene sin vestido”.  

25-02-2019 NEUQUEN – CARLOS CIAMPPONI PRESIDENTE COOPERATIVA CALF – MAURO PEREZ

¿Cómo encontró la cooperativa al momento en el que asumieron?

“Cuando nosotros nos hicimos cargo de la gestión, nos encontramos con una cooperativa que estaba en situación de abandono.

CALF, cuando las tarifas estuvieron deprimidas, le pagó a CAMMESA, pero el dinero que puso ahí, se lo sacó a otras cosas. Entre otras, a las obras de abastecimiento. Es decir, por pagarles a ellos, se quedaba sin capacidad financiera para crecer, ni desarrollarse. 

Neuquén, en 2016, estaba mal abastecido. La ciudad demandaba una potencia de 100 MW, sobre todo en las épocas en donde los picos de consumo eran altos, pero su distribuidora solo alcanzaba a los 85 MW. Es decir, estaba un 15% por debajo de la demanda”.

¿Cómo solventaban esa diferencia?

“Con cortes, no quedaba otra. Cortes que tenían que ver directamente con la incapacidad de hacernos cargo del nivel de demanda que existía.

De todos modos, eso sucedía en los momentos en donde había un pico de demanda, porque en general, en promedio, CALF estaba bien.

Lo fundamental para evitar cortes es tener un monitorio, de última tecnología, que CALF no lo tenía. Esos trabajos se hacían de forma manual, de modo que era muy difícil saber de qué forma se comportaban sus redes de media tensión, en tiempo real. Hoy, gracias a la inversión que hemos hecho, lo podemos hacer”.

¿Usted cree que el corte de fin de año fue casual?

“Si yo me creo que el problema fue por un globo aerostático, tengo que devolver el título. Hace poco hablé con un importante ex funcionario de la provincia que me decía, “Carlos, qué casualidad, un corte tan importante, que no tuvo nada que ver con CALF”, o sea, ni él se lo creía. Lo que pasa es que es muy difícil de probarlo.

Yo intenté investigarlo, porque me generó un conflicto importante con EDERSA, se enojaron varios conmigo, pero no hubo manera de acceder a esa información. Nos bloquearon los datos”.

¿Qué beneficios le trae a CALF ser una cooperativa, sobre todo comparándola con el funcionamiento que tienen empresas privadas como EDENOR y similares?

“Soy un convencido de que el sistema de cooperativas, en general, es una buena respuesta. Principalmente, por saber desde donde se toman las decisiones y cuál es el nivel de control interno que existe. La decisión en las cooperativas es de autoprestarse el servicio, porque en un sistema como el nuestro, los socios son a la vez los dueños. Por tales motivos, no están presentes las necesidades de obtener ganancias, no perseguimos el fin lucrativo. La rentabilidad debe ser social y eso es lo que se impone.

Cada vez que tomamos una decisión en el consejo de la administración, están vinculadas a la calidad del servicio y a lo que necesita la gente”.

Neuquén Capital tiene una concentración de la carga que, a los fines de organizar una empresa  de distribución de energía eléctrica, que resulta muy apetecible para el mercado. Absolutamente. Sobre todo, visto desde afuera”.

En base al aumento de tarifas, los costos a pagar en CAMMESA y los sueldos de la cooperativa ¿Les queda margen para invertir en desarrollo?

“Cuando asumimos la gestión, tuvimos que endeudarnos, tomamos dos créditos y eso es algo que nunca había pasado. Conseguimos crédito de la Banca Cooperativa y del BPN. La realidad es que nadie le prestaba porque sus balances arrojaban pérdida año tras año.

Primero pusimos en orden los balances, estabilizamos el funcionamiento y recién ahí salimos a tomar deuda, pero siempre sabiendo que estábamos en condiciones de afrontarla.

Por otro lado, para cualquier empresa privada del sector, la masa salarial representa el 50% de los ingresos. Hoy, entre impuestos nacionales y el costo de la materia prima, a CALF se le va el 70% del presupuesto. Cualquier empresa con esos números tiene que cerrar y esa es la principal ventaja de ser una cooperativa. Nadie sostiene una empresa en esas condiciones”.

Entiendo que era indispensable el incremento de las tarifas, sin embargo, la política aplicada terminó derivando en boletas impagables para los usuarios y cuentas impagables para ustedes con CAMMESA.

“Reconocemos que la tarifa estaba atrasada. En la reunión que tuve con el Secretario de Energía le trasladé la idea de que si la gente no empezaba a pagar más por el servicio, la calidad del servicio nunca iba a ser buena.

Sin embargo, lo que han hecho es un despropósito. Si vos mirás los balances de las empresas energéticas del país, les ha ido demasiado bien en un país con tantas dificultades. Son a los únicos que les ha ido bien. ¿A costa de quién? De los bolsillos de la gente.

Esto es algo que yo le planteé a Lopetegui y él me decía: ‘¿Usted sabe que seguimos pagando el 25% de la demanda?’. Sí, lo sé, pero no me podés hacer pagar a mí la máquina de más bajo rendimiento, un mal contrato en dólares con Bolivia.

¿Sabés por qué se le sigue comprando el gas?, porque tiene una penalidad del 80%. Entonces está claro que, si yo te dejo de comprar a vos, igual me cobrás el 80% del valor, no me conviene dejar de comprártelo a vos, porque igual te tengo que pagar una fortuna.

De todos modos, hay que destacar que CAMMESA está en un nivel de cobrabilidad del 85% y hay que cuidar al que recauda el dinero, porque si no, se rompe la cadena de pago. El sinceramiento de las tarifas fue un trabajo muy costoso y aun así, estamos en un muy buen nivel de cobrabilidad, pero si se aplica este nuevo aumento, van a romper la cadena de pagos. Esto tiene un nivel de flexibilidad que ya no resiste otro aumento”.

Sin embargo, insisten con los aumentos. Hoy comienza Abril y nos recibe con un nuevo incremento en servicios. ¿Por qué lo hacen? ¿Hay una cuestión filosófica respecto a esto en la gestión del Ejecutivo Nacional?

“Los paquetes accionarios de las compañías hidroeléctricas, que vencen en el 2023, son los mismos que había durante el Kirchnerismo y ahora con Macri. En el caso de las Centrales Térmicas, fueron pocos los nombres que cambiaron. Lo que sí cambió, fueron las condiciones.

Hubo un momento en el que un sector económico argentino comenzó a comprar acciones en un mercado en donde el negocio de la generación eléctrica era malo, pero lo hizo sabiendo que le iban a acomodar las tarifas. Les dijeron que compren, porque lo que valía uno, con ellos iba a pasar a valer 4. Eso fue lo que pasó.

¿Dónde está el desequilibrio para mí? El problema está en lo que cuesta el MW en Argentina, U$S 74. En EE.UU. vale U$S 40, en Brasil vale U$S 20, el problema está ahí, es ineficiente el sistema de generación. Primero era insuficiente, ahora es suficiente, pero ineficiente.

Empezando por haber reducido la categoría de Ministerio a Secretaría ¿Qué opina respecto de los constantes cambios en las reglas del juego que se vienen dando en el escenario energético nacional?

“Yo estoy muy preocupado con los constantes cambios, se lo expresé a Lopetegui y se lo dije también a todos los que están relacionados con el sector, en el gobierno nacional. Porque hay personas que no se pueden sacar, porque haces mucho daño. El mundo de la energía es muy chico y tiene personas que vieron parir el sistema eléctrico argentino.

Están poniendo a personas a tomar decisiones que no son las indicadas. Hay muy buenos políticos que no saben nada de energía y así pasa lo que pasa. Es necesario tener especialistas en el sector.

Te repito, yo hable con Lopetegui y le trasladé esta cuestión. Él me dijo que ‘el problema es que el watt sigue siendo muy caro’, a lo que yo le pregunto: ¿usted sabe cómo se calcula? Y él me dice que no, pero que sabe que es caro. ¿Cómo puede decir que es caro si no sabe cómo se calcula o cuáles son los parámetros que están en juego?

‘Usted está repitiendo lo que dijo Iguacel, pero lo invito al mismo ejercicio que lo invité a Javier, lo invito a un debate público’, le dije y por supuesto que no aceptó, se reía.

En ese momento le saqué el manual de procedimiento para calcular el watt, que son 150 páginas, llenas de fórmulas que ni el presidente de EDERSA los conoce. Si se nos muere Claudio Travaglini en CALF, tenemos que cerrar, porque él es el que sabe conoce cómo se hace. Él es el especialista en el tema. Así como también existe otra persona que sabe cómo se calculan los precios estacionales y que si no los hace él, no lo puede hacer casi nadie. Es algo muy específico”.

¿Le preocupa esa falta de conocimiento técnico y estratégico del sector, dado que dependen tanto de ciertos actores?  

“Estamos formando gente, pero de todos modos, el sector requiere de un nivel de especificidad que no es fácil de lograr.

El problema está en que no se puede comparar el watt de allá, con el de acá, porque nosotros no recibimos ni Fondo Compensador Tarifario, ni Fondo para el Desarrollo Eléctrico del Interior, nosotros prestamos el servicio de alumbrado público, el cual viene incluido en la boleta y no tenemos tampoco ningún aporte para obras que hayan venido de Concejo Federal de la Energía Eléctrica, del Gobierno de la Provincia, ni de CAMMESA.

Nosotros hacemos todo con la tarifa y creemos que está bien que así sea”.

Desde que se empezó a impulsar el Programa RenovAr, la “onda verde” comenzó a ganar terreno en el horizonte energético nacional. Se presentó con bombos y platillos y sin embargo, fue desinflándose rápidamente.

Además, una gran parte de las obras adjudicadas en la etapa 1 y 2, fueron un verdadero fracaso, con obras que tardaron en comenzar.

Sumado a eso, en varios países del mundo quedó demostrado que tampoco son garantía de precios más bajos. Aun así, en nuestro país parece insistirse con esto.

¿Cómo ve el Panorama Renovables en la región? ¿Hay posibilidad de que CALF pueda avanzar hacia la incorporación de fuentes de energía sustentable?

“Hay obras que están por estrenarse, que tienen la misma capacidad que tuvo CALF en sus 85 años de vida. Ya está Nueva Esperanza, que tiene 45 MW, de modo que para este año se debería triplicar la capacidad de abastecimiento, con el objetivo de estar cubierto para los próximos diez años.

Para saber más sobre el tema, te puede interesar: Panorama renovable: la “onda verde” que nunca se consolidó

¿Qué falta ahora? Ya tengo de donde sacar la energía, entonces, lo que tengo que mejorar son los alimentadores. Necesito tener más alimentadores en línea de media tensión para poder abastecer esa demanda, sobre todo cuando tengo problemas con un punto de abastecimiento estar en condiciones de poder abastecer desde otro lugar, si tengo una falla, poder anillar, y así ir mejorando la calidad del servicio que prestamos.

A nosotros, el aumento de la tarifa, a diferencia del EPEN, nos ayudó, porque fuimos prolijos para hacer las obras con el Fondo de Capitalización más algún nivel de inteligencia en la planificación, la podemos hacer.

Pero como te decía antes, ¿Dónde está el desequilibrio? Está en lo que cuesta el MW. Es ineficiente el sistema de generación. Yo se lo dije a Lopetegui, le dije que había que hacer foco ahí. También le  dije que lo de la Energía Eólica era una mentira total, porque lo que necesitamos es potencia. Eso va a entregar energía cuando ellos quieren y ustedes tienen que tener energía cuando la gente decide consumir.     

Te digo más, hay un parque eólico en Buenos Aires y otro en Santa Fe que están listos para generar. El Estado Nacional hizo una licitación y se comprometió a comprarle determinado tipo de energía y la vamos a pagar esa energía, pero no la podés sacar porque no hicieron las líneas ¿Y recién ahora se dieron cuenta?

Yo considero que Lopetegui es un tipo serio, el problema es que de los que vinieron antes que él, más de uno se equivocó y ese error hay que pagarlo igual.

Para saber más sobre el tema, te puede interesar: Fuentes renovables: ¿Son garantía de precios más bajos?

¿Quién adjudicó esos Parques Eólicos? Sebastián Kind, un tipo que de alguna manera es influyente y les vendió los parques sin tener las redes.

A mí me invitaron a la Legislatura cuando Omar propuso empezar a discutir las renovables en Neuquén y yo plantee que para Neuquén eso no servía, que no era momento para eso. Las renovables son como un casamiento en el que solo están mirando el ramo de flores, si está bien, si combina, pero el problema es que la novia viene sin vestido. No es momento para las Renovables.

Yo no lo entiendo, a menos de que se trate de un negocio para ellos”.

¿Qué posibilidades ve de que el modelo cooperativista se expanda?

“Uno de los motivos por los cuales acepté asumir la presidencia, en un momento en donde tenía otras actividades, tiene que ver con mi convencimiento de lo bueno que es este modelo. Está donde el sector privado no está, está donde ellos no alcanzan a llegar y lo más importante es el control. Aunque quisiera, no puedo hacer casi nada sin permiso, porque funcionamos con autocontrol.

Tenemos a los delegados titulares y suplentes, el consejo de la administración y toda una mecánica que te obliga a presentar balances constantemente. De modo que los números están constantemente abiertos, porque en nuestros balances podés ver hasta cuánto gastamos en papel higiénico.

Nosotros profesionalizamos el consejo, le pusimos personas que entienden de números, de energía, de materia legal. El modelo por sí mismo merece expandirse, el tema es cómo se arman en los paradigmas en los que vivimos, cómo se arma la estructura interna y sus Consejos de Administración.

No puede ser nunca un armado solamente político, tiene que tener profesionales idóneos, pero esto es algo que no va a pasar si los gobiernos nacionales y provinciales no se fijan una política en materia de mutuales y cooperativas.

Tanto es así, que yo mismo le pedí al Gobernador que implemente una subsecretaría que se ocupe de estos temas. Porque la gestión, permanentemente interactúa con estos espacios, por lo que entiendo que necesita un lugar en el gobierno que se ocupe de ellos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s