Entrevista a Carlos Ciapponi: “Tenemos que trabajar para saldar las deudas que la clase política tiene con la sociedad”

En 2018, tras el cómodo triunfo en las elecciones internas de CALF, el presidente de la cooperativa, Carlos Ciapponi, anticipaba sus intenciones de competir por la intendencia de Neuquén. Hoy, el panorama está más claro y las posibilidades se materializan.

En este caso, en un entretenido mano a mano, nos contó en qué se basó su decisión de no ocupar el cargo que por lista le correspondía en la Legislatura de Neuquén.

Además, nos aseguró que recibió propuestas de distintos sectores políticos para ocupar cargos, pero que a todos les dijo que no porque tiene un “compromiso asumido con CALF y no se puede estar en los dos lugares”.

Respecto a lo que se viene en su carrera política por fuer a de la cooperativa, confesó sus ganas de ser intendente: “es un desafío que estoy dispuesto a asumir”.

El titular de CALF nos recibió en el despacho de la ahora diputada Susana Nieva, quien asumió tras su negativa, en un lugar que le sienta bien y que tampoco descarta ocupar en el futuro.

En cuanto al escenario político, logramos obtener respuestas más que contundentes. Habló de su postura a nivel nacional y de las posibilidades de competir dentro de las listas que se disputarán la presidencia.

¿En qué basó su decisión para finalmente desistir de la banca que le correspondía a usted, en diputados?

“La cuestión más importante que hay que tener en cuenta es la responsabilidad que yo asumí en CALF. Si bien administrativamente se podía, materialmente no me iba a ser posible ocupar los dos puestos al mismo tiempo.

Tanto en CALF como en la Legislatura, son lugares a los que accedes por el voto de los vecinos, por mandato popular. De modo que cuando uno piensa en un cargo, tiene que ser responsable por la decisión que toma y tiene que saber que uno está para responder a la gente que te eligió.

Me hubiera gustado tener una experiencia legislativa, tengo varios proyectos interesantes que los buscaremos canalizar mediante la participación de las compañeras que efectivamente ocuparán el lugar, pero mi compromiso asumido en CALF es lo que más pesó para tomar la decisión. Fue postura meditada, pensada entre las personas que me acompañan, pero creo que tomé una buena decisión”.

¿Definitivamente usted cree que es necesario estar en un lugar o en el otro?

“Tenemos que dar una señal clara, no se puede estar tomando todos los lugares que anden dando vueltas, porque no sería una decisión responsable”.

En términos de exposición a futuro ¿usted cree que CALF puede funcionar como una mejor vidriera que la Legislatura?

“Yo no me considero una persona especulativa, no lo pensé en ese sentido. La decisión pasó por otro lado. Sí creo que CALF es un lugar que te da una exposición muchísimo más grande, estás en un lugar en el que te pueden castigar mucho. Son servicios muy delicados en donde dependés de muchos factores.

Mi tarea en CALF está hecha con una aceptación de la gente que yo creo que es muy buena. Estamos en una situación en donde la gente ve que CALF lo cuida, que defiende los intereses que le son propios y eso es algo que la población me lo hace saber en la calle”.

Sin relajarse ¿Se siente cómodo en la función que ocupa?

“Sí, porque creo que creo que venimos llevando adelante una tarea importante. Por eso te decía antes que no se trató de una evaluación en torno a si me convenía más uno u otro lugar. Fue una decisión difícil, que la conversé con el gobernador, porque nosotros fuimos parte de una lista que encabezó Omar Gutiérrez y uno debe ser consecuente con eso. La banca no es mía, es de un proyecto político.

Lo que nosotros defendíamos se está cumpliendo, se mantiene el contrato de concesión y la paridad de género, que fueron algunos de los puntos que planteamos cuando en su momento salimos a acompañarlo”.

¿Lo sigue viendo como un proyecto propio? Porque, sin duda, eso también debe resultar determinante para usted de cara a la decisión que finalmente tomó.

“Sigo acompañando este proyecto, de la misma manera que lo va hacer Susana. CALF es particular, es una cooperativa, es de dominio privado, pero es extra gubernamental.

Por mi parte, tengo relación con el gobernador, así como también la tengo con el Intendente. Podemos enfrentarnos por cuestiones políticas, pero la relación la tengo. En ese sentido, yo creo que las cosas no se deben mezclar. Por un lado están las relaciones personales, pero estas no deben confundirse a la hora de desarrollar y llevar a delante las tareas profesionales que uno tiene”.

Usted lanzó su propio espacio, Causa Común, con el cual yo estaba convencido de que en su momento se iba a largar como gobernador, incluso hice apuestas, que por su puesto las perdí. ¿En qué situación se encuentra ese partido y qué lugar puede llegar a ocupar de cara los comicios municipales? ¿Podríamos considerarlo como un nuevo espacio de coalición?

“Yo no tengo padrinos en la política, tengo buenas relaciones con funcionarios y ex funcionarios, pero nunca me gustó laidea de que para llegar a algo tenés que tenerlo. Yo creo que hay que ser más transversal. No nos podemos limitarnos a los sellos políticos históricos.

Hoy, en la ciudad y en la provincia, todavía tenemos más de 6 mil familias que no cuentan con los servicios básicos de luz, agua y gas. Es muy grave que en la provincia de Vaca Muerta, todavía haya vecinos que no tengan servicio eléctrico, personas que se ven obligados a colgarse de la luz porque no están hechas las obras de infraestructura correspondientes para que ellos puedan tener acceso legal a la electricidad.

Hay quienes sostienen que la gente no quiere pagar y eso es mentira. Lo sé porque sé lo que es ir a un barrio a poner un medidor nuevo y cuando lo hacés, te das cuenta de que el vecino está recibiendo un certificado de dignidad. Hice muchas cosas en mi vida, pero pocas me dieron tanta satisfacción como esa.

Nosotros debemos trabajar para que estas grandes deudas que la clase política tiene con los habitantes de la provincia, finalmente se cumplan, que se avance con esto.

Si la gente se cuelga del servicio y roba electricidad, es por mi incapacidad de haberle hecho llegar un buen servicio al vecino.

Con Omar Gutiérrez tenemos muchas coincidencias pero también diferencias, de modo que hay que trabajar para que podamos resolver las cuestiones que hasta el momento no se han hecho.

Respecto del municipio, yo le reconozco a “Pechi” las obras que ha hecho, pero la realidad es que el municipio está ausente en la parte social. Si uno ve la situación de los barrios tomados en el Oeste de la capital, están en la misma situación de la que estuvo en su momento el barrio San Lorenzo. Las carencias son las mismas, la realidad se ha corrido geográficamente.

Eso es muy triste en una provincia en donde hay recursos de sobra para realizar las obras, lo que pasa es que están mal enfocados”.  

Entiendo que si coincidieran en todo, usted hubiera participado de las internas del MPN, pero no lo hizo, a pesar de haber formado parte de una lista en conjunto.

“Omar me pidió que vaya a internas, de hecho me ofreció ser candidato a diputado. Me ofreció que encabezara la lista, pero le dije que no.

Yo creo que hay mucho trabajo para hacer en Neuquén y por lo menos hay que condicionar el escenario”.

Eso está claro, pero insisto con la idea: Para ser intendente hay que presentarse con un partido y el MPN es el único que ya está descartado, porque tuvo sus internas y ya decidió sus candidatos ¿Hay impronta a formar una coalición? ¿Con qué espacios estaría dispuesto a hacerlo?

“Tengo mucha afinidad con el PJ”

¿Cercano a Unidad Ciudadana?

“Yo conozco otro PJ. En el caso de Unidad Ciudadana, lo veo más lejano. Yo fui candidato para Convencional Constituyente de la ciudad de Neuquén, junto con Quiroga. Él fue con el radicalismo en esa época y yo con el Partido justicialista”.

Ciapponi: Tengo el equipo para gobernar la ciudad

Unidad Ciudadana – Frente Neuquino insiste con la idea de unidad y, por ahora, todo indica que mantendrán la construcción del espacio de cara a los comicios municipales. Ellos aún no definieron su candidato: ¿Tiene relación con quienes encabezaron la fórmula?

“A Ramón lo vi una sola vez, pero con Darío tengo una excelente relación”

Insisto con la idea entonces, ellos no tienen candidato definido ¿hay una puerta abierta allí?

“Puede ser una posibilidad”.

Horacio “Pechi” Quiroga, más temprano que tarde, va a romper con Cambiemos en Neuquén ¿Quiroga es una alternativa para usted?   

“No tengo problemas con Quiroga, no así con el PRO, Quiroga es una cosa y el PRO es otra”.

¿Y con Sobisch?

“Yo fui funcionario de él, tengo una relación personal con Jorge, pero nunca pasé de director provincial. Había un límite ahí”.

Después de una década y media de gestión radical en la capital, están frente a una posibilidad concreta de perder el municipio y el MPN tiene una gran chance de recuperarlo. El escenario se presta como la gran oportunidad política.  ¿Qué lugar cree que puede tener Causa Común?

“Me llevaste al terreno de los partidos. Nosotros tendremos que ver cómo se desarrolla el escenario político, no me puedo aventurar a dar respuestas tan determinantes ahora. El espacio que integro no soy yo solo. Si vos ves la conformación del Consejo de Administración de CALF, la primera lectura política que hacés es la pluralidad por la que está compuesta: PJ, Sindicatos, Mutuales, gente vinculada a Pereyra, gente del MPN.

De todos modos, jamás voy a desconocer al Movimiento, soy un egresado de la Universidad Pública que el Movimiento creó. Tengo un fuerte vínculo con ellos, pero también es cierto que ellos ya tienen a su candidato”.

Si se terminan desdoblando las elecciones municipales respecto de las nacionales ¿Qué hacemos con la disputa en territorio de política nacional? Porque, más temprano que tarde, todos van a tener que tomar postura y yo no lo veo a usted con una impronta propia de la Izquierda, que busca acomodarse al margen de la hoja.

Por otro lado, tenemos la realidad neuquina que es particular como pocas. El neuquino sabe de cortar boleta, quizás mejor que nadie en el país. Porque el que vota al MPN, está obligado a votar por otro partido a nivel nacional. Eso siempre fue así.  

Excepto el que vote a Unidad Ciudadana o a Cambiemos, el resto tiene que cortar boleta.

Entonces, la pregunta del millón para usted ¿A quién va a apoyar?

“Nosotros hablamos de la intendencia y puede ser que me encuentre dentro de algunas de esas opciones. No con Cambiemos, con Quiroga. No es mi intención que rompan con nadie, pero si me preguntás por Quiroga, en Nuevo Compromiso Neuquino, podría ser una opción”.

En ese mismo juego ¿Con Darío sí, pero con Rioseco no?

“No es tan determinante como con lo que te marqué recién con respecto a Cambiemos, pero si tengo que elegir entre ellos dos, me quedo con Darío, lejos. Por muchos motivos”.

Entonces, repito la pregunta porque no la contestó ¿A nivel nacional qué hacemos?

“Hay que ver los candidatos, pero el Peronismo Federal sería una muy buena opción. Tiene que haber inteligencia política para que nos den más opciones que Lavagna o Cristina. No hablemos de Tinelli ni nada de eso, porque no creo en eso.

No descarto que aparezca Duhalde, incluso Sobisch puede ser candidato a Senador de ese espacio peronista de unidad”.

Pero la unidad del peronismo no puede ser sin Cristina ¿Usted ve a Sobisch como candidato a Senador en el mismo espacio que CFK?

“No, yo lo menciono en una interna dentro del Peronismo Federal”.

Perfecto, entonces la última pregunta, la más fácil ¿Cristina o Macri?

“Ninguno de los dos”.

¿Y en un eventual Ballotage?

“Qué jodido que sos…”

(Tres segundos de silencio)

“Me quedo con Cristina”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s