Se desplomó la venta de vehículos 0 km: caída del 42,8% en febrero

Se trata del noveno mes consecutivo a la baja. El balance del primer bimestre arroja casi 100.000 ventas menos que en 2018.

La venta de automóviles 0 km continúa en franco descenso, tras registrarse en el mes de febrero un total de 39.825 unidades comercializadas. La cifra implica un caída del 42,8% respecto de los 69.609 vehículos patentados en el mismo período el año pasado, y el noveno mes consecutivo a la baja, según datos suministrados por ACARA (Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina).

En comparación con el mes pasado, también se observa una merma de grandes proporciones. Fueron 59.844 las unidades nuevas vendidas en el primer mes del año, lo que significa un 33,7% más que en febrero.

Si tomamos el bimestre en conjunto vemos que se patentaron 99.937 vehículos, un 47,5% menos que en los dos primeros meses de 2018, cuando se alcanzaron las 188.533 ventas.

“Seguimos transitando meses con números negativos, situación que, seguramente, seguirá hasta junio porque se compara contra lo que fue el primer mejor semestre de la historia, con un mercado con financiación prácticamente inexistente, algo que, para nuestro sector, siempre fue clave. Habrá que ver en las segunda mitad del año con qué realidad nos encontramos”, analizó Dante Alvarez, presidente de ACARA.

El momento crítico del sector automotriz se advierte también en el área de producción, siendo noticia en forma permanente los cierres, despidos y suspensiones de personal en las plantas de las principales marcas.

Esta semana, Renault confirmó la suspensión de 1.500 operarios de su planta de Córdoba, debido a la escasez de demanda de vehículos. Por motivos similares, días atrás Peugeot suspendió a 2.000 trabajadores de la sede ubicada en El Palomar, y Metalpar, la empresa de fabricación de carrocería para colectivos más importante del país cerró su planta de Loma Hermosa, dejando a 600 trabajadores en la calle.

El tema dólar es otro elemento que preocupa ya que los costos de fabricación están atados al mismo. De hecho, las listas actualizadas de precios que las fábricas están enviando a los concesionarios llegan con aumentos de hasta un 6% en algunos modelos, replicando los ajustes que ya tuvieron en enero y febrero, con el consecuente desplome de ventas.

De esta forma, la industria automotriz, que a lo largo de la historia fue siempre una enorme fuente generadora de empleo y producción, termina convirtiéndose en una víctima más de un contexto macroeconómico cuyas palabras emblema son: recesión, ajuste, desocupación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s