Lousteau en Neuquén: mantiene la presión sobre Macri y no descarta un acuerdo con Lavagna

El diputado sigue analizando competir en la primaria de Cambiemos. Las presiones para bajarlo y el temor a un acuerdo con el ex ministro.

Martín Lousteau sigue analizando minuciosamente el escenario electoral antes de definir cuál será su lugar en las elecciones de este año. El diputado sigue mirando la interna presidencial de Cambiemos, aunque tampoco descarta volver a competir en la Ciudad de Buenos Aires y en su entorno hasta dejan abierta la puerta a una negociación con Roberto Lavagna.

Con la mira puesta en una hipotética primaria contra Mauricio Macri, Lousteau empezará a recorrer el país para apoyar a los candidatos del radicalismo en las provincias, aunque sepa que sus chances de triunfo sean escasas.

Fue lo que hizo ayer cuando visitó al neuquino Horacio “Pechi” Quiroga, a quien el Gobierno nacional prácticamente no respaldó en el último tramo de la campaña.

El ex ministro de Economía mantendrá por ahora la cautela y evitará definir su futuro hasta que se realice la convención nacional del radicalismo, prevista para abril. Allí la UCR definirá si presenta fórmula propia en las PASO de Cambiemos o espera una oferta mejor de Macri.

En el caso de que el radicalismo apruebe ir a una interna, cerca de Lousteau quieren asegurarse que las reglas sean claras y que el PRO no las arme para quedarse con todo. Es que desde el gobierno deslizan que la integración de listas se haría con sistema D’Hondt y podrían imponer un piso del 30 por ciento, algo que muy probablemente marginaría a todos los radicales. La contrapropuesta es que el piso sea del 15 por ciento.

Es por eso que en su entorno tampoco descartan ir por fuera de Cambiemos y la alternativa sería un acuerdo con Roberto Lavagna, si es que éste finalmente se decide a ir por la presidencia con un armado más amplio que el del peronismo federal. Aunque es una idea muy preliminar, es un dato interesante que no la desestiman y hasta lo imaginan como candidato a jefe de gobierno porteño del ex ministro, que genera adhesión importante en un sector del radicalismo.

Lo cierto es que el factor Lousteau vuelve a ser una preocupación grande en la Casa Rosada, donde ya empiezan a manejar opciones para contenerlo. Una de ellas es Elisa Carrió, una aliada fuerte de Peña en la cruzada contra Lousteau. De hecho, el jefe de Gabinete pidió que le den espacio en los medios, donde suele apuntar contra el “Coti” Nosiglia uno de los principales impulsores de la candidatura del diputado.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s