Radio Nacional Neuquén: El macrismo hace proselitismo y pone a sus candidatos al frente del micrófono

El día de ayer comenzó un nuevo ciclo radial en la emisora 103.3 de la capital neuquina, una de las radios que más ha sido castigada por la gestión de Cambiemos. Sin embargo, cuando de votos se trata, la vara cambia.

Leticia Esteves ocupa el primer puesto de la lista de diputados provinciales de Cambiemos Neuquén y es quien protagoniza y conduce el programa #MundoAnimal.

Respecto a esto, cabe destacar que resulta muy desprolijo el lugar otorgado a la candidata de Horacio “Pechi” Quiroga, no sólo por la lamentable situación que atraviesa la radio, sino también por el hecho de que el espacio se encuentra en plena campaña electoral. Situación en la que seguirán estando durante todo el año, pues restan comicios en muchos municipios, entre otros, en la capital.

No obstante, esto no es una cuestión de tiempos, sino de ética profesional. LRA43 Radio Nacional Neuquén, al igual que sucedió en casi todas las provincias en donde hay repetidoras de la mencionada emisora, ha sufrido decenas de despidos a trabajadores y profesionales de la comunicación.

Resultado de imagen para despidos en radio nacional

De parte de las autoridades, la reducción de personal y contenidos nunca fue argumentada, ni en Neuquén, ni en ningún otro lugar del país, lo que da aún más lugar a pensar que se trata de una decisión política por parte de una gestión que llegó para perseguir al periodismo que no es afín a sus intereses.

Hablamos de una mandato que se ha encargado en sus tres años al frente del ejecutivo (y antes también), de perseguir, acusar y estigmatizar a Comunicadores Sociales señalándolos como “Periodistas Militantes”. Una idea absurda para todos aquellos que no adhieren a su línea política. ¿Acaso niegan las posturas que toman los grandes medios de comunicación, que en función de las inconmensurables pautas oficiales que reciben, trabajan y operan de su lado? ¿Acaso no “militan” los grandes multimedios?    

En esa línea, se han encargado de vaciar de contenidos e incluso desaparecer de la grilla a producciones que están en el orden de lo público, de lo estatal. He ahí la cuestión, ir en contra de lo público, de lo que es de todos, porque la verdadera justificación al respecto radica en una política que se ha encargado de priorizar lo privado por sobre lo estatal.

El caso de Radio Nacional no es el único, ya que podemos encontrarnos con situaciones idénticas en el caso de Paka Paka, canal que fue retirado de la grilla en toda la provincia de Buenos Aires y la Capital Federal, la TV Pública, que sufrió el despido de muchos profesionales identificados con el gobierno anterior, entre otros tantos ejemplos relacionados a la cuestión periodística.

No obstante, la postura liberal antiestatal no es cuestión exclusiva de este sector, más bien, todo lo contrario. Porque, a pesar de que los despidos en Agencia Telam, Radio Nacional y la TV pública, esta es una postura que se basa en una cuestión filosófica. Idea que reforzaremos con ejemplos de los grandes programas que han sido destruidos, vaciados, desmantelados e incluso privatizados en poco más de tres años, con los cuales cada lector podrá sacar sus propias conclusiones al respecto:

-Progresar, Conectar Igualdad, Procrear, Argentina Sonríe, FinEs, Arsat, entre otros.

Situación Nacional

La ola amarilla del ajuste en el Estado llegó al Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos. Los trabajadores cesanteados se enteraron de su situación laboral en la puerta, porque no hubo una comunicación formal de parte de los funcionarios, quienes se negaron también a entregar a los delegados de la Comisión Interna la lista completa de los despedidos.

Ante la situación, los trabajadores de Radio Nacional iniciaron una asamblea en defensa de los puestos de trabajo, pero la realidad es que, hasta el momento, muy pocos han sido recuperados ante la decisión de la emisora de no renovar los contratos en las 49 filiales de la señal estatal.

Lalo Mir: “A veces la radio es la vida misma”. Con esta frase, el reconocido periodista, en su regreso a la radio tras un año sabático, lamentaba la situación que la emisora vivó durante todo el 2018. Hablamos del vaciamiento de su estructura, no sólo en cuanto a programas que fueron dados de baja, sino también a la gran cantidad de personas que fueron despedidas por orden de Hernán Lombardi.  

 “La perversidad es tal que los compañeros llegan, fichan y se enteran que están afuera porque el sistema no los toma”, afirmó en aquella oportunidad el secretario adjunto del Sindicato de Prensa de Buenos Aires, Carlos Saglul. Además, el representante gremial indicó que “Todos se sorprenden cuando no los dejan entrar. Ellos alegan que no tienen una lista pero avisan que si el reloj no los deja fichar, entonces fueron despedidos”.

En tanto, la situación se repitió en provincias como Santa Fe y Neuquén, en donde se les dio licencia a trabajadores de la emisora debido a la incertidumbre acerca de la continuidad o no, de sus compromisos laborales con la radio. Esta es una situación que, en palabras de los propios afectados, aseguran “nunca se vivió, nunca tuvimos vacaciones en Enero y no sabemos si este año vamos a continuar”.

En aquella oportunidad, el sindicato de Prensa denunciaba los despidos en Radio Nacional Buenos Aires, pero no fueron los únicos que sufrieron las cesantías de sus compañeros.

La experiencia neuquina

La tijera llegó también a la provincia de Neuquén, en donde denunciaron que los despedidos de Radio Nacional Neuquén son expresión de la “campaña de ajuste del gobierno nacional en los medios públicos” con despidos masivos en la radio pública. En aquella oportunidad, se trató de Nicolás Gildengers de Radio Nacional Zapala, y Héctor Rodríguez de Radio Nacional Chos Malal.

Se movilizaron contra los despidos en Radio Nacional | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

“En lo que va del primer mes del año, fueron despedidos una veintena de trabajadores, que se suman a los centenares de despedidos en los últimos dos años”, denunció Flavio Ramírez, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Prensa de Neuquén. En esa línea, agregó “Suponemos que va a seguir la cadena de despidos en un plan de ajuste y vaciamiento de medios para dejar a Radio Nacional y a la televisión pública con la menor cantidad de programación y de contenido posible para no competir con el ámbito privado”.

El pasado 3 de enero, Nicolás Gildengers, de Radio Nacional Zapala fue despedido tras haber estado precarizado durante años: “Entré en año 2010 como contratado artístico, como monotributista. Después la modalidad de contratación cambió. Se hizo un contrato eventual, que es por tres meses. En el año 2015 concursé, gané el concurso y nunca se efectivizó el nombramiento. El día 3 de enero llegué a trabajar, registré mi entrada a la radio y fui a la oficina del director. Me dijo que había llegado una notificación de Buenos Aires. Respondí que tenía que quedarme en mi puesto de trabajo hasta que me llegara la notificación, entonces imprimió una copia de mi carta documento. Al día siguiente me llegó la notificación de que no me renovaban contrato”.

Por su parte, el secretario general del Sindicato de Prensa denunció el modo de contratación a los trabajadores de prensa “es una regla de Radio Nacional tener una gran parte de su personal contratado, con dos modalidades. Una es el contrato artístico con monotributo, con salario muy por debajo de lo que figura en el convenio y la otra es con contratos eventuales”. Situación que termina por evidenciar la innegable precarización que sufren los trabajadores que aún mantienen su puesto en la emisora.

En definitiva se trató de 18 trabajadores de todo el país, dos de los cuales cumplían sus tareas en la provincia de Neuquén.

Sin embargo, evidentemente el macrismo no tiene la misma vara para todo. Ya lo hemos analizado en la situación que vive la universidad respecto a las políticas de defensa de la educación privada que ha caracterizado a la gestión de Horacio Quiroga a lo largo de sus mandatos. Sin embargo, este caso roza lo burdo.

No sólo se le niega la posibilidad de trabajar a los compañeros que fueron despedidos, sino que, además se le da un lugar casi de Prime Time a una candidata que está en plena campaña. ¿Cuánto cobra por el Espacio? ¿Quién lo ocupaba antes que ella y qué pasó con ese programa? ¿Qué lugar ocupa el periodismo en la consideración de una gestión que despide a sus empleados profesionales para contratar a sus propios candidatos?  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s