Impulsada en Fortín de Piedra, la producción de gas en el país aumentó 5,3% en 2018

Se registraron 47.021 millones de m3, con un aumento del 5,3% con relación a 2017, mientras la de petróleo totalizó 28,39 millones de m3, apenas un 2% más que en el año anterior, cuando se había registrado el nivel más bajo desde 1980.

La información publicada ayer por la Secretaría de Energía evidencia el impacto de la producción de gas en el área Fortín de Piedra de Vaca Muerta que explota Tecpetrol. Sin el aporte de este bloque, 2018 hubiera terminado prácticamente con la misma producción de 2017, con un ligero descenso del 0,2%.

En los doce meses, la producción de las tres principales productoras de gas se mantuvo igual o descendió: YPF produjo 15.058 millones con un alza de sólo el 0,3%, Total aportó 11.836 millones con un descenso del 0,6%, y Pan American Energy (PAE) extrajo 5.386 millones, con una reducción del 2%.
En contraste, Tecpetrol, principal beneficiaria de los subsidios al gas de Vaca Muerta y con la concesión de un área excepcionalmente productiva, extrajo 4.003 millones, con un aumento del 160%. Con números menores, Compañía General de Combustibles, también beneficiada por el subsidio, extrajo 1.603 millones con un incremento del 49,3%.

Si se considera sólo diciembre, se nota que la producción de YPF se redujo un 5,2%, la de Total disminuyó un 3,2% y la de PAE se recuperó un 3,2%, mientras la de Tecpetrol ascendió un 269% y la de CGC un 42,9%.
En cuanto al petróleo, la producción de YPF en los doce meses fue de 13,12 millones de metros cúbicos, un 4,5% más que en 2017, y la de PAE, que es el segundo productor en importancia, fue de 5,9 millones con un alza del 4,5%.

Los aumentos de esas dos empresas fueron parcialmente compensados por las caídas verificadas en las dos petroleras que siguen en el ranking: Pluspetrol que extrajo un 8,7% menos, y Sinopec que tuvo una disminución del 14,3%.
Si se considera diciembre, la producción de crudo aumentó un 2,5%, con una recuperación del 7,4% en YPF y del 3,8% en PAE, mientras Pluspetrol mostró una caída del 12% y Sinopec del 17%.

Subsidios e inversiones

El estancamiento de la producción de petróleo y de gas, exceptuando en este último caso a las áreas subsidiadas, parece ser consecuencia de menores inversiones en las áreas convencionales, en parte porque muchas de ellas están en declinación, mientras aumenta la extracción en las no convencionales.

Habrá que ver ahora cómo evoluciona este año la producción, porque en petróleo las perspectivas del mercado internacional anticipan una cotización en torno a los u$s60 que no sería suficiente para las áreas no convencionales, y en gas se limitaron los subsidios por razones presupuestarias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.